Tabla de contenidos

Vencen la recategorización y la declaración informativa de los monotributistas

Dr. O. Purciariello, Dto. Técnico Legal Impositivo Arizmendi
Publicado en Tapa Cronista Comercial

 

Los pequeños contribuyentes tienen hasta mañana para recategorizarse y los de escalas más altas también deben brindar este mes determinada información a la AFIP.

DOLORES OLVEIRA Buenos Aires

Los monotributistas enfrentan mañana el vencimiento de la recategorización en el régimen y, quienes revistan en las categorías más altas tendrán que presentar la última semana de mayo la declaración informativa especial.
La recategorización de los pequeños contribuyentes adheridos al Monotributo se realizará a la finalización de cada cuatrimestre calendario, pero sólo procederá cuando el monotributista haya desarrollado sus actividades durante un cuatrimestre calendario completo, como mínimo, explicó Osvaldo Purciariello, de Arizmendi.
Los ingresos brutos y la energía eléctrica consumida correspondientes a los últimos doce meses anteriores a la finalización de cada cuatrimestre calendario determinarán, juntamente con la superficie afectada a la actividad y los alquileres devengados a esa fecha, la categoría en la cual el pequeño contribuyente debe encuadrarse, dijo Purciariello, y aclaró que se trata de los ingresos brutos devengados, la energía eléctrica consumida y los alquileres devengados en el período mayo 2010-abril 2011 y la superficie afectada a la actividad al 30 de abril último.
Para el caso de que se modifique la categoría, quedará encuadrado en la misma a partir del segundo mes inmediato siguiente del último mes del cuatrimestre respectivo.
La falta de recategorización implica la ratificación de la categoría del Monotributo declarada con anterioridad, indicó el especialista, y agregó que se considerará al responsable correctamente categorizado, cuando se encuadre en la categoría que corresponda al mayor valor de sus parámetros: ingresos brutos, magnitudes físicas o alquileres devengado.
En el caso de iniciación de actividades –expresó Purciariello–, el pequeño contribuyente que opte por adherir al Monotributo, deberá encuadrarse en la categoría que le corresponda de conformidad a la magnitud física referida a la superficie que tenga afectada a la actividad y, en su caso, al monto pactado en el contrato de alquiler.
Hasta tanto transcurran 12 meses desde el inicio de la actividad, se deberán anualizar los ingresos brutos obtenidos, la energía eléctrica consumida y los alquileres devengados en cada cuatrimestre.
La recategorización procederá sólo cuando el pequeño contribuyente haya desarrollado sus actividades como mínimo durante un cuatrimestre calendario completo.
En cuanto a la declaración informativa, deben cumplirla los contribuyentes que se hallen encuadrados en la categoría F, G, H, I, J, K o L; o sea quienes facturan más de $ 72.000, y también quienes revistan la calidad de empleadores, cualquiera sea su lugar en la escala del Monotributo.
Los datos a aportar son la facturación, cinco principales clientes y proveedores, si el local es alquilado o propio y el monto del alquiler, y energía eléctrica consumida.
Purciariello, recordó que los profesionales deben informar la fecha de la primera matriculación o, de no estar matriculado, fecha de expedición del título profesional, más la CUIT del Consejo o Colegio Profesional en el que se encuentren
matriculados.
El cumplimiento del régimen será requisito para la tramitación de solicitudes que efectúen los pequeños contribuyentes, referidas a la obtención de constancias de situación impositiva y/o previsional, entre otras, concluyó Purciariello.
Volver

INICIAR SESIÓN

Cerrar

Para acceder a nuestro contenido exclusivo deberás iniciar sesión.
Por favor ingresá tu usuario y contraseña.