SOLUCIONES INTEGRALES EN RRHH

Tabla de contenidos

El trabajador rural y el aviso de enfermedad o accidente ajenos al trabajo

Dr. Julio M. Mirasson | Depto. Técnico Legal Laboral
Publicado en Agrofy.com

 

La Ley 20.744 de Contrato de Trabajo (LCT) en el Art. 208, aplicable al trabajador rural, le otorga, en caso de impedimento de salud que desaconseje o impida la prestación de sus tareas habituales, el derecho a gozar de una licencia remunerada por un plazo determinado.
Pero ese derecho, está condicionado, conforme al Art. 53 de la de la Ley 26.727 de Régimen de Trabajo Agrario a que dé aviso al empleador de la enfermedad o accidente y del lugar en que se encuentra.
Explica Julio Mirasson, especialista laboral de Arizmendi, que el cumplimiento de esa carga es importante, ya que mientras no lo haga, el trabajador pierde el derecho a percibir la remuneración correspondiente. Además, permite al empleador ejercer –si quiere hacerlo- ejercer el control médico de la situación según su propio facultativo. 
Si el trabajador no da aviso del impedimento, las ausencias sin aviso, no tienen derecho al salario y permitirá al empleador intimarlo a que retome tareas bajo apercibimiento de extinguir la relación laboral por abandono de trabajo (LCT, Art. 244).
Respecto de la oportunidad en que el trabajador debe dar el aviso del impedimento, el Art. 53 de la Ley 26.727 dispone que debe hacerlo indicando el lugar en que se encontrare, en el transcurso de la primeras dos (2) jornadas de trabajo respecto de la cual estuviere imposibilitado de concurrir por alguna de esas causas.  En caso de controversia sobre si el trabajador dio o no aviso del impedimento, su demostración estará a cargo del trabajador. Esta regla tiene dos excepciones:
1) Que dadas las circunstancias del impedimento –fuerza mayor, por ejemplo el caso de un accidente grave- el trabajador se hubiera encontrado en la imposibilidad de avisar y aquellas luego resultaren inequívocamente demostradas por él.
2) Si el trabajador accidentado o enfermo permaneciere en el establecimiento, se presume la existencia del aviso. Entendemos que esta situación está referida especialmente al trabajador con vivienda en el establecimiento.  En este caso, el trabajador no tiene la carga de dar el aviso ya que la ley presume, que el empleador tiene conocimiento del impedimento.
Esta presunción legal admite prueba en contrario a cargo del empleador, que será quien tenga que demostrar –si así lo afirma- que el trabajador al sufrir la enfermedad o accidente impedientes no se encontraba en el establecimiento.

Volver

INICIAR SESIÓN

Cerrar

Para acceder a nuestro contenido exclusivo deberás iniciar sesión.
Por favor ingresá tu usuario y contraseña.